Caso Osorio: Duarte tenía razón

Punto de Vista/Por Filiberto Vargas Rodríguez.

Prefacio.

El secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García informó este lunes que dio a positivo al virus Covid-19 y anunció que trabajará “a distancia”. *** A través de su cuenta de Twitter, el funcionario dio a conocer que está “estable” y llevará el proceso de recuperación en casa. *** Este es el segundo secretario del gabinete de Cuitláhuac García que da positivo al coronavirus. Antes le ocurrió al titular de Gobierno, Éric Cisneros, quien incluso tuvo que ser internado para sacarlo de un cuadro grave de neumonía. *** Antes que ellos, también dieron positivo al Covid-19 el titular de la Procuraduría del Medio Ambiente, Sergio Rodríguez, y el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín. *** Es muy bueno que aquellas figuras públicas (funcionarios, políticos, artistas o deportistas, entre otros) que dan positivo a este virus, lo informen, pues eso permite que las personas que estuvieron cerca de ellos tomen sus precauciones. *** Sólo una recomendación: Al informar de su contagio, no salgan con la cantaleta de que “a pesar de que seguí puntualmente los protocolos de seguridad, un examen de laboratorio me confirmó que di positivo por Covid-19”. *** Con esa justificación (que, se entiende, la hacen para evitar que los acusen de irresponsables y omisos) siembran la percepción entre los ciudadanos de que, incluso siguiendo todas las recomendaciones que ha divulgado la Secretaría de Salud, es muy probable que resulten contagiados, lo que podría provocar que relajen las medidas preventivas. *** Es más honesto expresarlo de esta manera: “A pesar de que intenté apegarme a los protocolos de seguridad que dictó el Sector Salud, en algún momento debo haber relajado las medidas de prevención y, como resultado de ello, hoy di positivo en la prueba de Covid-19”. *** El virus no viaja solo, no rompe las barreras de protección. Si nos contagiamos, es porque en algún momento nos olvidamos de la sana distancia, dejamos de asearnos como se nos recomendó o hicimos a un lado los procedimientos preventivos que nos sugirieron.

* * *

El seis de enero del presente año, en este mismo espacio, escribí sobre una conversación que –si no literalmente, sí habría sido en esos términos- sostuvieron el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Senadores, Miguel Ángel Osorio Chong, y el Presidente de la Junta de Coordinación Política, en esa misma Cámara, Ricardo Monreal:

“Ya traté el tema con el Presidente, Miguel. Te manda a decir que él no tiene compromiso alguno con (Javier) Duarte. No te preocupes, vamos a avanzar en los acuerdos”.

En los días previos, desde el lugar donde se encuentra encerrado (el Reclusorio Norte de la Ciudad de México) el exgobernador de Veracruz Javier Duarte había iniciado una fuerte ofensiva mediática contra quien fuera secretario de Gobernación la mayor parte del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Caló tanto en el actual senador priista, que amagó al Presidente Andrés Manuel López Obrador (vía Monreal) con retirar el apoyo de la minúscula bancada tricolor a las iniciativas que llegaran al Senado, pues sospechaba que los ataques a su persona por parte de Javier Duarte estaban siendo promovidos y patrocinados por el gobierno de Morena. De otra forma no se explicaba que el exgobernador de Veracruz gozara de tantas facilidades para comunicarse con el exterior.

La lista de señalamientos por parte de Javier Duarte contra Osorio Chong era larga, pero específicamente en su caso, el veracruzano aseguraba que su salida del país y su posterior entrega obedecieron a instrucciones directas del entonces secretario de Gobernación, quien le aseguraba que “tenía instrucciones del Presidente” para protegerlo, pero para ello requería que “las cosas se enfriaran un poco”.

La amenaza de Osorio Cjong a la bancada de Morena surtió efecto, al menos en aquel momento. Hoy las circunstancias son otras. Hoy el Presidente sabe que Miguel Ángel Osorio “no trae” todos los votos priistas, y los que lo siguen no son suficientes para generarle un hueco a la bancada de Morena en la Cámara Alta.

El propio Miguel Ángel Osorio –cuentan- habría suavizado el tono que usó con Ricardo Monreal. En enero le reclamaba, le exigía y hasta lo amenazaba. Hoy poco faltó para que la voz se le quebrara:

“Habla con el Presidente, Ricardo. Explícale que estoy siendo víctima de infundios, recuérdale que yo he estado apoyándolo desde mi trinchera”.

El pasado fin de semana trascendió en medios nacionales que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó órdenes de aprehensión contra varios de los colaboradores más cercanos a Osorio en su paso por Bucareli, entre los que destaca Frida Martínez Zamora, quien fungió como directora de Recursos Humanos y Adquisiciones de la Oficialía Mayor en Hidalgo cuando Miguel Ángel Osorio fue gobernador, y en la administración de Enrique Peña Nieto fue jefa de la Unidad de Administración, Finanzas y Desarrollo Humano del Cisen.

Ha trascendido, además, que Frida Martínez fue pareja sentimental Luis Eduardo, hermano del actual senador priista.

Las acciones de la FGR contra el equipo más cercano de Osorio Chong están vinculadas con investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la revisión de la Cuenta Pública 2018, luego de que detectó irregularidades en la Policía Federal por alrededor de mil 500 millones de pesos.

El trascendido del fin de semana –que no fue negado por el gobierno federal, ni por la Fiscalía- menciona entre las inconsistencias encontradas, el pago de 170 millones de pesos por diversos equipos (que no se especificaron), sin que el proveedor cumpliera con la entrega.

Advirtieron también la falta de documentación para soportar gastos de seguridad pública, entregados por la Policía Federal a diversos funcionarios por 42 millones de pesos.

Otros 800 millones de pesos que no comprobó la Policía Federal y que se justificaron como “servicios de patrullaje y vigilancia extraordinaria”, así como un desvío de la propia Policía Federal por 500 millones de pesos a empresas extranjeras con quienes no se tenía contrato.

Pero no sólo eso.

La Secretaría de la Función Pública reveló que el senador Osorio Chong es investigado por un incremento”irregular” por 14 millones de pesos en su patrimonio, ocurrido entre 2014 y 2017, cuyo origen no ha explicado ni justificado.

A final de cuentas, Javier Duarte tenía razón, pero sus denuncias no ocurrieron en el momento político adecuado.

* * *

Epílogo.

No es asunto menor, el desacato a un mandamiento judicial. No olvidemos que por una falta similar en su momento, cuando fungía como Jefe del Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador fue desaforado. *** A finales de la semana pasada el diputado local del PAN, Enrique Cambranis Torres presentó una denuncia por irregularidades en las que habría incurrido el Congreso local al designar a seis nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, el 30 de junio. *** Cambranis Torres asentó en su denuncia la posibilidad de que los diputados hubieran incurrido en los delitos de ejercicio indebido del servicio público, faltas contra la administración de justicia y por falsedad. *** El origen de estos señalamientos es la confirmación de que al momento de someter a votación las propuestas del gobernador para ocupar seis plazas vacantes entre los magistrados del Poder Judicial, al menos tres de aquellos a los que ya se les consideraba fuera de su cargo obtuvieron amparos de la justicia federal, circunstancia que fue ignorada por los diputados. *** La Ley de Amparo en su artículo 197 es muy precisa: “Todas las autoridades que tengan o deban tener intervención en el cumplimiento de la sentencia, están obligadas a realizar, dentro del ámbito de su competencia, los actos necesarios para su eficaz cumplimiento y estarán sujetos a las mismas responsabilidades a que alude este Capítulo”. *** El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que durante el lunes se confirmaron 5 mil 558 nuevos casos de Covid-19, con lo que el registro nacional subió a 485 mil 836. También se tuvieron los resultados de la prueba de laboratorio de 705 fallecimientos, para un acumulado al día de hoy de 53 mil 003 muertes por Covid-19 . *** En cuanto a la ocupación de camas generales de hospitalización, destaca que este día Nayarit se ubicó con el mayor nivel con 75 por ciento, seguido de Nuevo León con 70 y Colima 68 por ciento. De las camas con ventilador, la ocupación más alta se reportó en Colima (68 por ciento) y Nuevo León (63 por ciento). *** En Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García informó que se destinarán 169 millones de pesos correspondientes al mes de julio para enfrentar la pandemia en los 212 municipios del estado. Dijo que para los meses siguientes se estarán gestionando los recursos correspondientes, a fin de que los municipios tengan garantizados los recursos para la atención de la pandemia.

filivargas@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *