La procuraduría analizó también la cantidad de aire y gramaje dentro de las bolsas.

  • La procuraduría analizó también la cantidad de aire y gramaje dentro de las bolsas.

Ciudad de México.- Las papas fritas son una de las botanas más comunes en México, se venden en las tiendas, parques y alamedas del país como uno de los manjares más apreciados por los mexicanos. Existen una gran variedad de marcas dedicadas a su producción, pero recientemente la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer cuales de ellas tienen un mayor contenido de grasas saturadas y sodio entre sus ingredientes.

En total, un estudio que será publicado próximamente en la Revista del Consumidor, analizó la preparación de 23 productos de papas fritas. Estos estarían elaborados a base papa, aceite y sal, pero la procuraduría estudió el aporte de kilocalorías, contenido de sodio, grasa, rancidez, entre otros elementos para jerarquizar su contenido.

El análisis arrojó que las tres marcas con niveles más altos son Great Value Original de 170 gramos con sal, la cual coronó la lista de las papas con más grasa, mientras que las Master Chips papas con sal de 50 gramos son las que tienen más sodio en el mercado. También recalcaron que la marca Zumitam, en específico, el producto de 142 gramos que contiene aceite de coco y sal de mar, es el que más grasas saturadas contiene.

La Profeco alertaría que el consume frecuente de alimentos fritos, como las papas, genera un alto riesgo para la salud de los consumidores gracias a la cantidad de grasas que contiene. De acuerdo con Milenio, en el estudio se dará a conocer que si el consumo de alrededor de 200 gramos de papas fritas es lo equivalente a una comida corrida. Esto último porque la bolsa referida contendría hasta 1,053 kilocalorías.

Sobre el tema, el titular de la procuraduría señaló al periodista Eduardo de la Rosa que el análisis se realizó para la verificación del nuevo etiquetado. El objetivo particular sería determinar los sellos que corresponde colocar en cada caso.

Aseguró que este le servirá a los consumidores para cuidar su ingesta de sal y grasa, además de permitirles estar informados sobre el contenido de los alimentos.

Por otro lado, el análisis de los productos abordó una de las dudas más frecuentes de los consumidores: el aire contenido en los empaques de papas fritas.

“El aire se lo meten para que la papa no se dañe, lo que tu estas comprando dice claramente en la etiqueta 30 gramos, y eso lo estamos constatando, que venga el gramaje que está en la etiqueta”, dijo al medio mexicano.

Aclaró que el tema principal sobre el aire no es si es poco o mucho, pues lo que importa es que la bolsa contenga el gramaje que señala en la etiqueta. Sobre ello, la Profeco constató que ninguno de los productos analizados contendría menor cantidad de papas que las que anunciaban en la bolsa.

El nuevo etiquetado en México comenzó a implementarse a finales del 2020 con el objetivo de “brindar al consumidor final información comercial y sanitaria sobre el contenido de nutrimentos críticos e ingredientes que representan un riesgo para la salud en los productos preenvasados”.

Este cuenta con cinco sellos diferentes: exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas.

En caso de que los productos excedan las cantidades aprobadas de cada elemento, estas se limitarán con base en el Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con información de Infobae.