México supera los 85 mil muertos por Covid-19

  • El número de personas contagiadas se elevó a 834 mil 910 casos.

Ciudad de México.- Con 387 nuevos decesos reportados en el último día, la cifra nacional de decesos ascendió a 85,285 en tanto que el número total de personas confirmadas también registró un aumento de 5,514 para ubicarse la cifra de positivos a la COVID-19 en 834,910 personas, mientras que quienes se mantienen activos a la epidemia y que podrían propagarla suman 41,995 personas, con 987 casos nuevos respecto a la víspera, informó el director general de Epidemiología, José Luis Alomía.

Asimismo, informó que el pasado miércoles el país registró el nivel más bajo de personas hospitalizadas por síndrome de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), que es la principal complicación respiratoria que provoca la COVID-19, con 10,927 pacientes, luego de que en el pico máximo de la pandemia se regaron a registrar 18,223 personas hospitalizadas graves en un mismo día de manera simultánea en todo el país.

En este sentido, el funcionario precisó que hace 11 días se registró el punto más bajo que fueron 9,927 personas, lo cual representó una diferencia de -46 por ciento en comparación con el máximo registrado, aunque en los últimos días registró un ligero repunte hasta los 10,927 al corte de este miércoles,

Debido que, se tuvo un comportamiento tipo meseta, es decir que se estabilizó durante los primeros días de octubre, en los últimos cuatro días se tuvo una tendencia ascendente aunque es ligera todavía”.

En la conferencia vespertina, Simón Barquera Cervera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINS) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), señaló que es la primera vez en el país que de manera unificada se tienen los elementos de salud, higiene, limpieza, alimentación, actividad física y medio ambiente en una asignatura que es “Vida Saludable” y que se incluye en la matrícula de educación básica, la cual permitirá comunicar de manera efectiva todos los elementos de salud con una perspectiva del cuidado de la salud de las y los niños así como el cuidado del planeta.

En este mismo sentido, resaltó que el papel de la educación en la prevención y control de la obesidad sostuvo que es esencial y con la materia de vida saludable es una muestra de que se está tomando en cuenta junto con una serie de estrategias que se han venido implementando como los impuestos a las bebidas azucaradas el nuevo etiquetado de alimentos procesados así como el trabajo de lactancia materna.

A su vez, María Teresa Meléndez Irigoyen, directora general de Desarrollo Curricular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), externó que uno de los impactos de esta nueva materia de vida saludable será que los propios niños identifiquen a la perfección el término de comida chatarra pero que también sepan identificar y analizar cuáles son los efectos negativos que tiene en el organismo tanto de ellos como de sus familias consumir esos productos.

Reconoció que el impacto no es inmediato, pero que sí es sistemático desde la educación preescolar hasta la secundaria “seguramente se tendrán cambios a largo plazo pero desde ahorita se tiene que comenzar esta concientización”.

Con información de La Crónica.