Sociedad Veracruzana de Caricaturistas

Al Estilo Mathey/Por Gustavo Cadena Mathey.

  • Reconocimiento nacional a la trayectoria de “El Tlacuilo”
  • *Club Primera Plana entrega distinción al cartonista veracruzano

Ciudad de México; 22 de octubre 2020.- La agrupación nacional periodística más longeva del país, Club Primera Plana, reconoció por sus treinta y cinco años en el quehacer periodístico a Marcos Cruz Morales “El Tlacuilo”; en entrevista el caricaturista oriundo de Veracruz Puerto destacó el simbolismo que tiene en estos momentos recibir esta presea en medio de una histórica pandemia, de una crisis en las empresas de comunicación y de una tendencia recurrente de descalificación contra el quehacer periodístico por parte de quienes ejercen el poder.

“Sobrevivir en el oficio en estos tiempos es un asunto que requiere creatividad y trabajo constante, pero para avanzar en medio de esta adversidad se necesita de unidad y de fraternidad entre el gremio; de ahí la importancia que tiene este reconocimiento por parte del Club Primera Plana”, destacó el ex presidente nacional de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas y actual Delegado de la zona oriente del país por parte de la misma Sociedad, además de socio Fundador de la Sociedad Veracruzana de Caricaturistas.

El reconocimiento es el segundo que el Club Primera Plana otorga al caricaturista, el primero fue por sus treinta años de trayectoria y un lustro después recibe nuevamente la distinción.

El Tlacuilo ha publicado sus caricaturas, fotografías, entrevistas, crónicas, columnas y material político humorístico en los principales periódicos del estado; ha sido director editorial de diversos medios impresos y electrónicos destacándose el semanario Newsver y la Revista Tlacuilo; ha incursionado en radio y televisión conduciendo junto con sus colegas veracruzanos el programa de opinión “Los Moneros”.

“Soy un convencido de la importancia de la caricatura y del humorismo gráfico dentro de la comunicación; actualmente esta manera de comunicar se está fortaleciendo con las nuevas tribunas que brinda el Internet, pero se colapsa por falta de pago a quienes la realizan.

“Un periódico que no incluye humorismo grafico en sus páginas está mocho, debería cambiarse de nombre porque la caricatura ha sido y será siempre columna vertebral de la comunicación”; recalcó El Tlacuilo antes de destacar que en México y Veracruz la caricatura tiene un gran nivel profesional que históricamente ha sido a prueba de balas.