Acuerdo Veracruz por la Dmeocracia 2021

Café de Mañana/Por José Luis Enríquez Ambell.

«El mejor acuerdo es acatar la Constitución y las leyes que de ella emanen». Nadie debe firmar lo que no conoce y revisa previamente.

La firma es innecesaria. Lo justo, legal y correcto es que todos armonicen una relación al amparo del respeto mutuo para una sana convivencia, y de acuerdo a las normas vigentes. Dicha iniciativa de relación es tarea del Estado; en otras palabras, es el Gobierno quien debe generar los lazos de comunicación con todas las fuerzas políticas y actores sociales para favorecer la buena relación y convivencia con armonía y concordia ciudadana.

Si el Ejecutivo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, -de seguro a propuesta de alguien con poco talento y oficio político-, propuso «firmar un acuerdo en el que los otros partidos no ganan nada,» sólo será útil para que el se muestre como negociador sin serlo; pues hasta este momento después de dos años de su mandato no se conoce un régimen de diálogo para acuerdos consensuados.

Todos sabemos que firmen o no firmen, ambos lados: Morena y la oposición se conducirán como acostumbran, es decir, según les convenga a cada quien en lo individual.

¡ES CUANTO!