El Viejo Pri de Veracruz

Aquí en los Tuxtlas y en los Llanos/Por Víctor Calderón Azamar.

Luego del debacle electoral que sufriera el Partido Revolucionario Institucional en el cual casi desaparece del panorama político, este instituto político busca una reestructuración de sus cuadros electorales y para eso realizará su XXIII Asamblea Nacional, para lo cual se elegirán delegados que habrán de participar en este evento partidista y Veracruz no será la excepción, en donde seguramente la militancia priista elegirá a sus representantes para asistir a este magno evento y aquí precisamente estará la oportunidad de la Delegación Veracruzana, de quién se dice que como buenos “jarochos a gritos y mentadas de madre”, exigirán que se retiren a los caciques del Comité Estatal, quienes son los que le están haciendo daño a esta agrupación partidista, al no dejar que se democratice en todos los sentidos.

Mientras eso pasa, el dirigente nacional de los Priistas Alejandro “Alito” Moreno, tiene un gran reto con la militancia de su partido en el sentido de que muchos Diputados Federales y Locales, Alcaldes, Síndicos y Regidores, ven con tristeza la idea de que su máximo líder finalmente dará su brazo a torcer con AMLO para apoyar a la Reforma Eléctrica, cuestión que se podría turnar en la Asamblea Nacional, lo cual vendría a dividir mas a este partido.

Regresando a Veracruz, diremos que al PRI le urge una metamorfosis, pero no con los mismos de siempre. La poca militancia priista que aun se sostienen con los Rojos, pretende tener un partido modificado con cuadros frescos, no con esos cartuchos quemados que durante años han encauzado a los priistas en travesías erróneas y equivocadas, ya que las consecuencias saltan a la vista, como ya se vio cuando recientemente este instituto político se fue a los últimos lugares en las pasados comicios electorales.

Desde Tantoyuca hasta la ciudad de Veracruz, en la región de Córdoba y Orizaba, la Cuenca del Papaloapan, los Tuxtlas y en la región sur de Coatzacoalcos, existen grandes hombres y mujeres que tienen una reconocida popularidad y un pleno reconocimiento social en sus respectivas comunidades, por ser ciudadanos respetados y respetables, los cuales además cuentan con una experiencia y preparación para arribar a puestos de elección popular, en donde seguramente darían respuesta a las demandas de los sectores vulnerables.

Quienes mandan en el C.D.E. del PRI, se niegan a entender que parte de las nuevas figuras para este instituto político deben de salir de la sociedad civil y del sector juvenil, y hay que entender que el mundo es ahora diferente y que sin la visión de las nuevas generaciones en la política, nuestra estado no caminara al ritmo de los tiempos modernos.

Por lo que aunque Marlon Ramírez Marín, Carlos Aceves Amezcua, Mauricio Carlín Castillo, Fernando Kuri Kuri y otros se hicieran una cirugía plástica, estos no podrán seguirse presentando ante la militancia del PRI con un rostro nuevo, debido a que los verdaderos Priistas ya no creen que los actuales líderes de su partido busquen cambios y una nueva cara de este instituto político, porque en el fondo siguen pensando en repartirse los pedazos que quedan del Tricolor.

Si en verdad el PRI quiere evolucionar para transformarse en una nueva opción electoral, no debe jugar con su años de nacimiento y sentirse como un adolecente, al contrario, en esta época cibernética, el PRI debe estar actualizado y manifestarse con rumbo al camino correcto, incluyendo a nuevos personajes en las dirigencias distritales, regionales y municipales, para que de esta forma vuelvan a tener la confianza de la sociedad.

Ante la debilidad del PRI, quién iba a pensar que el odiado Tricolor, puede convertirse en un factor sumable para Morena en Veracruz, esto gracias a que los Rojos no se quieren reformar de manera correcta, por lo que los Guindas trataran con pinzas a la oposición pero sobre todo al PRI, para legitimarse con rumbo al 2024 y ante estos preludios, los viejos patrones colorados, ahora mas que nunca pudieran seguir dominando el Comité Estatal, gracias al poder que cuenta el Partido de la 4 Transformación, el cual seguramente a través de refinados acuerdos partidistas, los “rojillos” secundaran a Morena para que este siga sobreviviendo políticamente en Veracruz. Pero esta historia continuará.

Y nos vemos en la otra.