¡Que se vayan a Zacatecas!

Punto de Vista/Por Filiberto Vargas Rodríguez.

Prefacio.

El artículo 396 del Código Electoral para el estado de Veracruz establece, como causales de nulidad de una elección, en la fracción VIII, que “se acredite violencia política en razón de género”. *** En esa misma fracción se advierte que para considerar que esa infracción (la violencia política en razón de género) fue determinante en la elección, se deberá acreditar que “la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al cinco por ciento”. *** El Tribunal Electoral de Veracruz (conformado, por cierto, por dos mujeres y un hombre) concluyó que en la elección municipal de Camerino Z. Mendoza sí existió violencia política en razón de género contra la candidata de la alianza PRI-PAN-PRD, Ingrid Romero García, y verificó que, en efecto, la diferencia de votación entre los dos primeros lugares fue menor al 5 por ciento, y a pesar de ello los magistrados se negaron a decretar la anulación de la elección. *** El tema se fue a la Sala Regional de Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y en esa instancia se volvió a confirmar la existencia de la violencia de género, y se ordenó al Tribunal de Veracruz que fuera más exhaustivo en su investigación y resolviera lo procedente. *** El Tribunal local insistió en que no había elementos que evidenciaran que la violencia de género había sido “determinante”, por lo que insistieron en negar la anulación de la elección. *** El caso volvió a la Sala regional, que esta semana estaría tomando una nueva resolución. *** El Código Electoral no da margen para que se “interprete” el artículo 396. Deja claro qué debe suceder para que se anule una elección por violencia política en razón de género y en el caso de Camerino Z. Mendoza los supuestos fueron confirmados. *** ¿Pesará, acaso, que el candidato favorecido en esa elección sea de morena?

* * *

– Ayúdame, Éric, a resolver esto: ¿Qué puedo responder yo, en mi calidad de gobernador, cuando un senador me acusa de que en mi entidad se violentan los derechos humanos, y cuando ese senador es, además, presidente de la Junta de Coordinación Política en la cámara alta?

– ¡Mándelo usted a… !

– ¡Ey! ¡No! Recuerda que no me debo pelear con él.

– Perdón, gobernador, pero no me dejó terminar. Le decía yo que lo mande a su tierra; le debería sugerir que primero atienda los problemas de seguridad de su estado, Zacatecas.

Son muchos los que sugieren que en las declaraciones del gobernador Cuitláhuac García –si no en todas, al menos en las que tiene que ver con la seguridad y la delincuencia- prevalece la opinión o el consejo del secretario de Gobierno, Éric Cisneros.

Lo arriba escrito es mera especulación, de una probable charla entre esos dos personajes políticos. Coincide, sin embargo, con lo declarado por el número dos en la jerarquía estatal respecto a las declaraciones del senador de Morena Ricardo Monreal:

“Nosotros respetamos mucho la opinión de todos los legisladores (…). Yo creo que más que voltear a Veracruz, debe de voltear a Zacatecas que es su tierra natal, que es en donde hay muchísimas violaciones en todos los sentidos y muchísima violencia”.

Tiene toda la razón el secretario de Gobierno. Antes que hablar sobre Veracruz, Ricardo Monreal, nativo de Zacatecas, debe ver lo que sucede en su tierra.

“Yo creo que siempre es bueno revisar de dónde es uno y qué es lo que está pasando ahí (…) Invitaríamos a que revise, nosotros no opinamos de Zacatecas”.

Coincido absolutamente, una vez más, con el funcionario veracruzano.

Lo mismo debería aplicar para otra zacatecana, la actual secretaria de Energía del gobierno federal, Rocío Nahle. Como diría el propio Éric Cisneros, la funcionaria federal debería “revisar de dónde es y ver qué es lo que está pasando ahí”.

Al final parece que nadie asesoró bien al gobernador sobre lo que tendría que responder cuando fuera abordado por la prensa y –una vez más- terminó con una lamentable postura.

Cuitláhuac García afirmó rotundo, convencido: “Aquí (en Veracruz) no hay ninguna violación (de derechos humanos) que nos cause preocupación, porque estamos pendientes y coordinados, se hace justicia y tampoco vamos a permitir que los que son auténticamente delincuentes se salgan con la suya”.

Pero enseguida apareció el gazapo: “Se va a revisar, no hay ningún problema, recuerden que aquí por fortuna hay una coordinación muy buena entre los órdenes de Gobierno, las instancias judiciales, las de procuración de justicia y se garantiza el derecho de los presuntos responsables a presentar sus pruebas, sus apelaciones”.

¿Cómo puede ser, entonces, que niegue de forma categórica que en Veracruz se presenten casos de violación a los derechos humanos, si todavía no revisan el incidente expuesto por el senador?

En la primera de las comparecencias del gabinete estatal para hacer la glosa del tercer informe de gobierno, el secretario de Gobierno insistió (como ya lo había hecho Cuitláhuac García) en señalar a Rogelio Franco como un golpeador de mujeres, al grado de mostrar fotografías de lesiones en el rostro que –según el propio Éric Cisneros- le habría provocado a la que hoy es su exesposa.

Ya en este mismo espacio se llamó la atención sobre la violación de estos servidores públicos de un principio fundamental de justicia, que es la presunción de inocencia. Hasta ahorita ningún juez ha establecido que Rogelio Franco sea culpable de violencia contra la que fue su esposa y, por lo tanto, que un alto servidor público emita su propio juicio sobre ese tema y lo haga público, debe ser motivo de una fuerte sanción.

Permitir que se juzgue en los medios a una persona, por encima de las instituciones encargadas de la impartición de justicia, dejaría abierta la posibilidad de que al propio Éric Cisneros se le acuse de violencia contra las mujeres, pues existe denuncia penal en su contra por el delito de amenazas, por parte de la exmagistrada Sofía Martínez Huerta.

¿Por qué el otro sí y él no?

* * *

Epílogo.

Analistas privados consultados por Citibanamex, advierten que la inflación general en 2021 cerraría en 7 por ciento a tasa anual. Esto representaría un aumento de 30 puntos base respecto al sondeo realizado por la firma hace apenas dos semanas, cuando estimaron que el nivel general de precios cerraría este año en 6.7 por ciento. *** Tan solo en noviembre la inflación general llegaría al 6.95 por ciento, frente al 6.24 por ciento de octubre. *** Recientemente el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, estimó que la inflación general cerraría este año por encima del 7 por ciento. Además, los analistas redujeron ligeramente su estimado de crecimiento económico de México para este año a 5.9 por ciento, desde el 6 por ciento previo. *** La Secretaría de Salud reportó este lunes que la cifra de muertes a causa de Covid-19 en México aumentó a 292 mil 524, tras notificar 53 nuevos decesos registrados en las últimas 24 horas. En tanto el número acumulado de casos confirmados del nuevo coronavirus es de 3 millones 864 mil 278, tras detectar 916 nuevos contagios respecto a los reportados ayer. *** La Secretaría de Salud detalló que el domingo 21 de noviembre se aplicaron 99 mil 511 vacunas contra la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, por lo que el total de dosis suministradas a nivel nacional aumentó a 131 millones 075 mil 161. *** De las 75 millones 896 mil 683 personas inoculadas contra Covid-19 en México, 64 millones 317 mil 192 personas tienen esquema completo con una o dos dosis, dependiendo el tipo de biológico aplicado. En tanto, 11 millones 579 mil 491 tienen medio esquema, a la espera de una segunda dosis.

filivargas@gmail.com