Tregua en chantaje electoral de radicales, con paciencia y saliva

DETRÁS DE LA NOTICA/Alfredo Martínez de Aguilar.

* Es pecar de ingenuo y un grave error político pensar que el prefabricado conflicto ha sido resuelto, ya que muy pronto resurgirá con mayor virulencia. La estrategia de los grupos radicales coberturados en la Sección 22 del SNTE-CNTE es la presión-negociación-presión. 
* La actual coyuntura político-electoral es el mayor pretexto para que Salomón Jara, Nino Morales, Erangelio Mendoza, Rogelio Vargas, Luis Fernando Canseco y Ezequiel Rosales insistan en las provocaciones, para intentar incendiar la capital oaxaqueña y, luego el estado.

Después de un mes de sembrar la anarquía, de cuatro días de bloqueo al aeropuerto y a la Base Aérea Militar, con paciencia y saliva, el gobierno de Alejandro Murat consiguió una tregua con los grupos radicales que la impulsaron.

Es muy loable que no se cayera en la trampa de utilizar la fuerza pública para frenar las acciones radicales de los pseudonormalistas, porros, activistas y milicianos, porque estas eran provocaciones para buscar mártires y denunciar represión.

Al reiterar la convicción del Gobierno de Oaxaca de mantener un enfoque humanista a la solución de cualquier problemática, Francisco Ángel Villarreal dijo que el gobernador Alejandro Murat garantiza el orden y la paz social privilegiando el diálogo por encima de otras expresiones.
El director general del Instituto Estatal de Educación Pública afirmó que el uso de la fuerza pública sólo será utilizado en actividades de seguridad pública y de combate a la delincuencia, por lo que no será opción para impedir la protesta social y mucho menos del gremio estudiantil y educativo.

Aun cuando es de reconocer este logro, sería pecar de ingenuidad y un grave error de cálculo político pensar siquiera y más todavía creer que el prefabricado conflicto ha sido resuelto, ya que muy pronto resurgirá con mayor virulencia.

Los pretextos para hacerlo sobran y son lo de menos. Es pecar de tarugo olvidar que históricamente la estrategia de los grupos radicales camuflados y coberturados en la Sección 22 del SNTE-CNTE es la presión-negociación-presión. 

No tiene llenadera la ambición sin límites de personajes como el senador Salomón Jara Cruz, Nino Morales Toledo, Erangelio Mendoza González, Rogelio Vargas Garfias, Luis Fernando Canseco Girón y Ezequiel Rosales Carreño.

La actual coyuntura político-electoral es el mayor pretexto para que dichos actores políticos insistan, una y otra vez, en las provocaciones, para intentar incendiar nuevamente, en principio la capital oaxaqueña y, luego el estado.

Durante más de 15 horas de diálogo, el director general del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), Francisco Ángel Villarreal, logró hacer ver a la comunidad normalista que sus demandas ya habían sido atendidas y que estaban siendo mal informados y mal dirigidos en sus acciones.

Entre los dirigentes había una orientación equivocada en cuanto a la asignación de plazas, misma que en ningún momento es automática, ni se cedió en ese tema. La asignación y contratación sigue siendo mediante la normatividad vigente

El titular del organismo rector de la educación aseguró de manera enfática que no hay grandes modificaciones a las respuestas que el IEEPO otorgó el pasado 16 de marzo, lo que en nuestra opinión confirma el manipuleo político.

Los grandes ganones fueron los dirigentes de la Sección 22 de la SNTE-CNTE al comprometerse el director general del IEEPO a trabajar conjuntamente con esta y el Congreso del Estado en la elaboración de la Ley Estatal de Educación.

Desde ya adelantamos que las disposiciones de la nueva Ley Estatal de Educación hará realidad, por fin, incluir el anhelado Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), a fin de privilegiar la ideologización de los alumnos de educación básica.

Igualmente, la Sección XXII logró una reunión nacional con el Presidente de México, para la obtención de una beca universal que permita a los estudiantes de las once escuelas normales adquirir el equipamiento necesario y funcional durante su formación académica.

Asimismo, asumió el compromiso de acompañamiento para gestionar ante la Secretaría de Educación Pública el mejoramiento en las condiciones de las 11 Escuelas normales y de acompañar el planteamiento conjunto entre la autoridad educativa estatal y el presidente AMLO.

A final de cuentas, como siempre, los simples “compañeros de viaje” e “idiotas útiles” han sido los 150 pseudonormalistas de un total de 4 mil alumnos de las once escuelas normales en el estado.

Los acuerdos alcanzados con la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca y la Sección XXII del SNTE-CNTE, para dar respuesta a su pliego petitorio reiteran el reconocimiento y respeto a  la autonomía y organización de las Escuelas Normales.

Se evitará la imposición de mallas curriculares, garantizando el respeto a los planes y programas alternos de las once Escuelas Normales de las generaciones de transición y se comprometen a hacer del conocimiento a la CENEO y a la Sección XXII de la CNTE para su consulta cualquier actualización curricular con antelación.

Se acordó también que la emisión de la convocatoria para nuevo ingreso estará sujeta al marco jurídico aplicable y que se emitirán de manera conjunta con las directivas de las escuelas normales.

El IEEPO reitera su compromiso de respetar el nombramiento de las directivas de las escuelas normales y de garantizar la contratación con estabilidad laboral a las y los egresados, hasta su adscripción definitiva en el magisterio.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila